viernes, 20 de enero de 2017

CONDICIONANTES Y CONCLUSIONES

Me preguntaba,
mientras no podía dormir,
qué quedaría de mí
si te fueras.

Y con un escalofrío
cruzándome las venas
(y los párpados),
supe que nunca podrías irte del todo.

La rebeldía de tus ojos
cuando parpadeas,
que se asoma a mis puertas cerradas
dejándolas abiertas.
Esa rebeldía,
se quedaría conmigo.

Tu perfil de espina
floreciendo en primavera.
El desdén con el que miras las flores
porque nunca te hizo falta tener color.
El sabor
de tus labios bañados
por el sol
y la lluvia.
Eso se quedaría conmigo.

Los deseos
camuflados en pestañas;
el vértigo
de quien no necesita palabras;
el abrigo de tus brazos
recorriéndome como acto reflejo.
El instinto de cambiar el mundo,
de convertir los segundos
en universos.
Eso se quedaría conmigo.

Pero tienes que entender
que aunque me dejes todo
con tu partida,
yo siempre querré
que no te vayas.
__________
Estación invierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada