viernes, 23 de septiembre de 2016

SOBRE(ESCRIBIR)

Te escribo
porque no puedo tenerte.
Y en el transcurso de mis letras
cayendo
suaves
al vacío,
siento por un momento
que sigues siendo algo mío.

Las gotas de tinta,
las lágrimas
y el mar
se mezclan en un trozo de papel mojado.
Se abrazan a la soledad
de un día gris y nublado,
con el futuro hecho un charco
donde se ahoga
todo lo que no supe decirte.
 
Te escribo
porque no puedo verte.
Y cobras vida en mis páginas
y allí nunca desapareces.
Y me agarro
(con uñas y dientes)
a esa voluntad mía
de no dejarte marchar,
de creer que habrá un día nuevo
más allá de este desierto
de sal y arena.
 
Te escribo,
para convencerme
de que te has ido
pero me has dejado algo de ti.

Aunque solamente sea
el perfume de tu despedida.

__________
Melancolías de telescopio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada